viernes, 9 de junio de 2006

Mamá, quiero ser hikikomori


Los Hikikomori (en japonés: ひきこもり o 引き篭り) se ven abrumados por la sociedad japonesa y se sienten incapaces de cumplir los roles sociales que se esperan de ellos, reaccionando con un aislamiento social. Los hikikomori a menudo rehúsan abandonar la casa de sus padres y puede que se encierren en una habitación durante meses o incluso años. Según algunas estimaciones, puede que haya un millón de hikikomoris en Japón (uno de cada diez hombres jóvenes). (Fuente: Wikipedia)

Pues a mi me seduce la idea. Vivo abrumado por la sociedad (está que no es japonesa, pero también abruma) y me siento incapaz de cumplir los roles sociales que se esperan de mi. Mi reacción: a veces aislamiento, a veces intento salir y luego decepción.

Ya no vivo con mis padres, pero quizá puedo dar marcha atrás.

- "Mamá, he vuelto, ya sé qué quiero ser de mayor (a mis 31 años)... quiero ser Hikikomori."

Mi madre, quien ya tiene en casa reacoplado a uno de mis hermanos de cuarenta y tantos que recién se divorció, pondría una sonrisa burlesca y como ya está curada de males ni se preocuparía de qué coño es eso de hikikomori. Las madres son así.

Pues bien, antes de tomar esa opción, que no me parece la peor, pero que no me satisface del todo, voy a buscar modos de expresión como este blog para salir de esa exclusión social que me oprime ("justo aquí, doctor, en este hueco donde debería estar el alma"). Espero que los textos tengan algún interés, pero las musas, ya se sabe, son muy caprichosas y yo las quiero tanto que no les exijo nada.

1 Commentarios:

Blogger Guruguruguru said...

Pero niño!!!! Mira que no avisas nada, eh? Vengo a enterarme derebote que eres hikikomori y que tienes un blog. Pues nada, a partir de aquí, ya no te librarás de mí.

sábado, agosto 12, 2006 8:39:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home